Hoy os voy a hacer una pequeña guía del foto transfer. Mas específicamente, de la marca “la pajarita”. Es la que utilizo y la vendo en mi tienda.

Se trata de un producto hecho a base de agua para transferir imágenes impresas con láser en papel a multitud de superficies: lienzo, madera, tela, vidrio…

Lo he probado en madera y el resultado ha sido excelente. No imaginaba que iba a quedar tan bien y menos que fuese tan sencillo de utilizar.

Lo primero es asegurarse de tener bien limpia y lisa la superficie sobre la que vais a transferir la imagen. En el caso de la madera, os recomiendo que la pintéis de blanco o de un color claro para que los colores de la imagen no cambien por el color del fondo.

Tenéis que fijaros bien en como imprimís la imagen, ya que si contiene letras, estas van a quedar del revés. Para evitarlo, lo único que tenéis que hacer es modificar la imagen con algún programa de edición y darle la vuelta con un efecto espejo. Os pongo la imagen que utilizaré como ejemplo en esta guía del foto transfer.

Si no hubiese volteado el escudo al transferirlo, el resultado hubiera sido la segunda imagen. Es importante que lo tengáis en cuenta.

Escudo Athletic Bilbao

También hay que tener mucho cuidado con la impresora que utilizáis para imprimir ya que no sirve cualquiera, tiene que ser láser. La de inyección de tinta ( la que habitualmente tenemos en casa, la que tiene cartuchos pequeños de colores uno negro y otro de colores primarios) no sirve, por lo que si solo disponéis de una de estas, tendréis que iros a una tienda para que os hagan la impresión en láser.

Un consejo para ahorrar algo de dinero, ya que estas impresiones no suelen ser baratas ( 0.60€ de media por una hoja mas o menos) es que en la misma hoja, procuréis meter un montón de imágenes (si son pequeñas) o una imagen grande, para aprovechar al máximo posible la hoja. Yo suelo hacerlo con Word, así calculo mas o menos el tamaño de las imágenes y cuantas me entran.

También, a la hora de escoger el papel, acordaros de utilizar uno de poco gramaje, ya que cuanto mas gordo sea el folio, mas os va a costar quitar el papel de la transferencia.

La ultima recomendación que os hago respecto a la imagen que os hago, es que una vez impresa, antes de trnsferirla, la dejéis un monimo de 24 horas para que se seque bien y no nos de problemas.

Una vez ya tengáis listas tanto la superficie como la imagen, debéis aplicar con un pincel una capa de Foto Transfer bien repartido sobre la imagen y acto seguido colocarlo sobre la superficie, presionando para que se adhiera bien.

Es muy importante que no queden burbujas, ya que pueden estropear todo el trabajo. Para evitarlas, poner sobre la imagen un trozo de plástico, y con una espátula ( o lo que tengáis mas a mano) para sobre la imagen varias veces para que quede totalmente pegada.

Ahora toca dejarlo secar varias horas… o bueno, para los impacientes como yo, hay un buen sistema para acelerar el proceso de secado. Si disponéis de una pistola de calor (secador también sirve aunque tardara algo mas), solo tendréis que enchufarlo y dirigir el aire caliente a vuestra transferencia. Aunque eso si, a una distancia no muy corta y moviendo ligeramente la pistola para que el flujo de aire no sea constante. Así evitaremos quemar la madera, ya que estas pistolas son bastante potentes. Incluso con una plancha de vapor (sin agua) y un papel de horno bajo ella, pasándolo varias veces, también acelerareis el proceso.

Una vez seco, debéis aplicar agua (con una esponja, un spray o incluso con un dedito) poco a poco y retirar la capa de papel con cuidado, como si fuera una calcomanía de esas que se usaban cuando éramos pequeños que nos poníamos en el brazo y se iba a los pocos días.

Cuando ya no halla restos de papel, terminaremos aplicando una nueva capa de foto transfer o algún barniz (los pintauñas transparentes también sirven) para fijar bien la imagen y no se nos estropee.

Ahora queda ver el resultado final:

Resultado final: Ejemplo de la Guía del Foto TransferEste ejemplo es de la primera vez que utilicé el Foto Transfer. Lo he elegido precisamente para que veáis lo fácil y sencillo que es de utilizar y como, aunque el resultado no fue perfecto, queda muy chulo.

 

 

 

 

 

 

 

Espero que esta entrada os halla servido para aprender un poco mas sobre este producto y sus posibles usos. Desde luego a mi me encanta lo bien que queda.

Si os ha gustado y queréis intentarlo, podéis comprarlos en nuestra Tienda.

Si ésta guía os ha sido de utilidad, podéis hacérmelo saber en los comentarios. ¡Me encantará ver vuestros resultados y responder a todas vuestras preguntas!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *